Bookmark and Share

El arte, un refugio en tiempos de crisis

El arte vive todos los estragos de la crisis. La Facultad Experimental de Arte de LUZ no escapa de esta realidad pero hay quienes tratan de dar color incluso a los tiempos más oscuros.

La Universidad del Zulia saldó una deuda histórica con el mundo de las artes y la cultura en la ciudad, hace 18 años con la creación de la Feda que llegó a impartir conocimientos y a dejar huellas a nivel cultural y artístico en la región.

Sostener un pincel y dar el primer trazo sobre el lienzo. Ensayar una coreografía y exponerla. Subir al escenario y ser otro. Tomar un lápiz y escribir. Aprender una partitura y presentarla. El arte, en sus muchas expresiones demanda del ser humano una sensibilidad especial para poder transformar la realidad en algo bonito y artístico, un propósito logrado por la facultad desde su creación.

En 18 años de gestión exponemos la mirada y el pensamiento acucioso de dos docentes de nuestra facultad en tiempos de crisis social, cultural y política.

Crisis: un campo para sembrar
El artista que egresa de la Feda está acostumbrado a producir por encima de los obstáculos tanto materiales como anímicos y ante la crisis que vive el país, somos una especie de catalizador, expresa el director de museo del Centro de Arte de Maracaibo, Lía Bermúdez (Camlb) y profesor de la Feda, Martín Sánchez Mestres.
“La idea es confrontar la crisis a través del arte. Un país sin arte es un país sin alma. El arte permite que el país viva, es nuestro aporte”.

-¿Es importante mantener la Feda operativa?
- Hay que mantener al país operativo en tiempos de crisis. La Feda pertenece a una totalidad, la universidad debe mantenerse operativa y dar respuesta a las necesidades que tiene actualmente la sociedad.

-¿Cómo se puede vivir del arte en medio de la crisis social, política y económica?
-Vivir del arte es lo ideal, pero este medio es muy inestable. La mayoría de los artistas no viven exclusivamente de su labor creativa, hay quienes trabajan en otros oficios.
El campo de trabajo puede estar saturado pero el artista tiene un mercado muy amplio, puede llegar a ser un artista reconocido por sus obras, u optar por otras áreas del conocimiento como la administrativa o la enseñanza.

-¿Cuáles son las complicaciones de hacer arte en Venezuela?
- El arte tiene una gran experticia en torno a las crisis porque siempre ha sido subestimado desde los círculos de poder. Otro aspecto difícil es poder entrar en la dinámica cultural por los recursos ínfimos que se generan. Aun así se producen ideas, se generan proyectos y todo se hace posible por su carácter emprendedor.

-¿El arte en tiempos de crisis cumple una función específica?
-Por supuesto, el arte siempre es fundamental para la vida porque te permite ver situaciones que quizás no te habías detenido a ver. Te permite poder expresar momentos y situaciones que de alguna manera te conmueven y tocan tu espiritualidad.
Fango en el siglo XIX, pensaba que el arte tenía la capacidad de cambiar al hombre. Los artistas aun lo sueñan porque te confronta a emociones que tu no habías vivido, a situaciones, te abre el intelecto. El arte es el concepto de libertad dentro de tu proceso interior.

-¿La crisis es un incentivo para seguir creciendo?
-El artista siempre crea a pesar de la dificultad. Realmente da muchas más ganas de trabajar y de crear ante las adversidades que se presentan. El arte y el ser artista siempre suenan románticos, pero detrás de las obras y de sus creadores hay una lucha, un camino que solo ellos deben trazarse. Por ello una crisis no es más que un campo para sembrar.

Gerente Cultural
Régulo Pachano, director del Centro de Arte de Maracaibo, Lía Bermúdez (Camlb), y docente de la Feda, se ha erigido como un gran intérprete de la realidad venezolana, generando una política cultural con acento plural que consolida el trabajo de grandes artistas y se aproxima a nuevos talentos.
Durante su gestión el Camlb ha logrado sortear la crisis. El Lía Bermúdez es el centro del quehacer cultural en la región. Su entorno explica la diversidad en las actividades y un inusitado público que colma sus eventos.

-¿Hay censura en el Camlb?
-No. La cultura es democracia, es participación y libertad de expresión. Aquí no hay distinción política, religiosa, ni de clase social. Todo aquel que quiera venir y disfrutar de las actividades que presentamos puede hacerlo.

-¿Los marabinos en medio de toda esta situación han buscado refugiarse en las actividades artísticas?
-Toralmente. El arte en estos tiempos juega un papel de mediador para la sociedad. El Camlb se ha convertido en un refugio que escapa del agobio diario. La gente viene a alimentarse el alma a través de la música, la pintura y el teatro.

-¿El arte cumple un rol político?
-El arte no es político, es humano. En este momento es la posibilidad de disentir, hacer catarsis, reinventar y de mostrarnos diferentes ante algo que se quiere imponer.

-¿Cómo se mira a la Feda desde el Camlb?
La Feda es una demostración clara que hay artistas capacitados y completos en la ciudad. Tenemos un producto que son nuestros jóvenes estudiantes que están conquistando espacios en sus diferentes disciplinas. Un ejemplo de ello es el estudiante, Juan Mora, quien es el único zuliano seleccionado para formar parte de la compañía del Teatro Teresa Carreño (Caracas). Eso demuestra que somos una academia importante para el país.

© 2017 Facultad Experimental de Arte. Derechos reservados. Maracaibo, Venezuela. Acerca de LUZ Web. Ayuda.